.
Fixing A.M. del mercado de Londres » 18 de octubre de 2017: 1.280,65 US$ por onza troy. (11:05 a.m) Fixing P.M. del mercado de Londres » 18 de octubre de 2017: 1.280,20 US$ por onza troy. (11:05 a.m) Aplicar

El oro es, a un tiempo, medio de pago, patrón de valor y activo de reserva. Esta triple condición hace que el metal dorado sea de interés prioritario para los bancos centrales y autoridades monetarias en general. En cuanto al Banco Central de Venezuela, sus responsabilidades en la materia han quedado claramente establecidas en la legislación que rige el desempeño del emisor y son básicamente dos: centralización de las reservas internacionales y ordenamiento del mercado interno del oro.

El objetivo de centralización de reservas internacionales se materializó originalmente con una disposición transitoria contenida en la ley de creación del BCV, en 1939. Allí se estableció que los antiguos bancos privados emisores entregarían al Banco Central las reservas de oro que garantizaban sus emisiones de billetes y éste, a su vez, recogería el papel moneda emitido por dichos bancos y los canjearía por sus propios billetes. Antes de que en Venezuela existiera la figura de banca central, las entidades privadas podían emitir billetes de libre circulación en el país, toda vez que contasen con un capital adecuado, con autorización del Gobierno Nacional y mantuvieran un determinado encaje en oro para garantizar la convertibilidad de sus emisiones.

Históricamente, el BCV ha mantenido la política de conservar parte apreciable de sus reservas internacionales en el metal áureo, orientación que ha reforzado en los últimos años debido al deterioro experimentado por las reservas constituidas en dólares a causa de las continuas devaluaciones de esa moneda. En el contexto de la crisis económica global, que hizo eclosión en 2008 y cuyos efectos se sentirán por largo tiempo, esta línea de actuación del emisor venezolano ha demostrado ser acertada y es por ello que, en la perspectiva de una posible  disminución de los flujos externos del país en los próximos años, la acumulación de reservas vía oro monetario permitirá al Banco Central fortalecer la base monetaria del país, constituir un fuerte respaldo a la política de tipo de cambio y profundizar su actuación con la del Poder Ejecutivo en la armonización de las políticas macroeconómicas.

El oro constituye una reserva estratégica de primer orden por ser el único medio de pago internacional que tiene valor por sí mismo y que no es pasivo de otras naciones, como sucede con las divisas.

En relación con la supervisión y regulación del mercado interno del oro, a finales del siglo XX se dispuso, mediante dos decretos ejecutivos, que el BCV debería establecer un mecanismo de comercialización de oro en todo el territorio nacional, con el múltiple propósito de lograr una comercialización transparente que garantice precios adecuados para el productor, ordene un mercado que venía funcionando en forma relativamente anárquica, evite el contrabando de extracción y garantice la obtención de divisas para el país por la exportación del oro adquirido localmente.

A efectos de cumplir con este mandato, el BCV elaboró registros de proveedores y exportadores de oro, constituyó un Comité Evaluador del Mercado del Oro e inició una política de adquisiciones de ese metal a través de centros de acopio ubicados en las zonas productoras, particularmente del Estado Bolívar.

En este marco, el instituto emisor  ha reforzado la estrategia nacional de impulso de los sectores productivos asociados a la transformación del oro, como la orfebrería, y contribuido por esta vía a la reducción de la pobreza y de las desigualdades sociales.

Igualmente, el Banco Central reconoce lo sensible que resulta la explotación aurífera en términos ambientales y en función de ello promociona procesos productivos basados en la minería verde, que definan la mejor manera de realizar actividades extractivas con bajo impacto en los ecosistemas.

Promoción

El Libro del Oro de Venezuela

Disponible para consulta en las bibliotecas del BCV

Sede Caracas

y Subsede Maracaibo